El Gobierno de la Junta de Andalucía ha decidido prescindir de los servicios de mediación intrajudicial que, desde hace dos años y medio, prestaban varias asociaciones en los juzgados de lo Penal de Málaga, mediante voluntarios que, de forma gratuita, ofrecían una vía alternativa de resolución de conflictos y colaboraban así en la ardua tarea de desatascar los colmatados órganos judiciales.

Para realizar su labor, las tres asociaciones de mediadores habilitadas en la Ciudad de la Justicia disponían de unos locales cedidos por la Junta de Andalucía en la segunda planta del edificio, donde psicólogos, abogados, trabajadores sociales y criminólogos se turnaban para llevar a cabo esa labor mediadora entre las partes que lo solicitaran.

Sin embargo, el Ejecutivo andaluz ha rescindido ya el acuerdo suscrito con una de las entidades, y a las otras dos, ‘Soluciona’ y ‘Mediamos’, se les ha adelantado que también se prescindirá de ellas en el mes de febrero de 2015.

La presidenta de ‘Mediamos’, Georgina Moreno, mantuvo el pasado 12 de diciembre un encuentro con jueces y personal de la Gerencia de la Ciudad de la Justicia para abordar la necesidad de mantener el servicio, y adelantó su intención de pedir ayuda al Consejo General del Poder Judicial y al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

“La Junta de Andalucía quiere controlar el servicio de mediación sustituyéndolo por un punto de información”, mantiene el vicepresidente de ‘Mediamos’ en Málaga, José Luis Carreño.

De hecho el Gobierno regional está obligado a poner en marcha servicios de información sobre la mediación por expreso mandato de la ley aprobada en 2012 sobre la materia. Sin embargo, jueces y mediadores se lamentan de que suprimir un servicio compuesto de profesionales cualificados y sustituirlo por un punto de información es una regresión. “Un funcionario informaría sobre las ventajas de la mediación, pero no mediaría nadie”, señala Carreño.

Obligación de los poderes públicos

“Los poderes públicos deben proveer para que la ley se aplique. Muchas veces la judicialización de un conflicto no es la solución. La solución muchas veces es un acuerdo”, expone Consuelo Fuentes, magistrada del Juzgado de Primera Instancia número 19 de Málaga, y coordinadora del grupo de protocolos de mediación en la jurisdicción civil.

Fuentes aboga por mantener los servicios de mediación ya existentes, como los de los juzgados de lo Penal o los de Familia, que funcionan con éxito desde hace años, e implantar otros nuevos en los juzgados de lo Civil y lo Mercantil. En esta última jurisdicción, precisamente, la Cámara de Comercio ha presentado incluso un proyecto para potenciar la mediación que se encuentra paralizado, y para el que la Junta tampoco ha facilitado locales.

Aprender a comunicarse

“La mediación ha funcionado; se da a las partes la posibilidad de hablar y de comunicarse. Es el futuro, y ofrece más soluciones que las que da una sentencia, donde el juez resuelve únicamente entre lo que pide uno y otro. En la mediación, en cambio, las partes no están encorsetadas por lo que consta en el procedimiento judicial, y pueden moldear el conflicto”, explica Fuentes.

Desde Mediamos, Carreño apunta que en un proceso de mediación las partes “aprenden a comunicarse”, con lo que no sólo se llega a un acuerdo, sino que se facilita que las partes vuelvan a consensuar en el futuro otros acuerdos cuando las circunstancias cambian.

La mediación en los juzgados de Familia

El Servicio de Mediación Intrajudicial está profesionalizado e intervino durante 2013 en 379 casos, ofreciendo a las partes una sesión informativa. En 224 casos asistieron ambas partes, y 117 parejas decidieron acudir a un mediador, alcanzándose acuerdos en 52 de los asuntos.

La mediación en lo Penal

Casi medio centenar de mediadores de las asociaciones ‘Soluciona’ y ‘Mediamos’ presta servicios gratuitos desde mediados de 2012, año en que se aprobó la ley de mediación.

Civil y Mercantil

A pesar de la firma de varios protocolos con la participación de los propios jueces y del proyecto planteado en lo Mercantil desde la Cámara de Comercio, el servicio sigue sin arrancar.

0 Comments